La luz se colaba por la ventana en forma de palabras. Palabras que descubren la luz, luz que ilumina las palabras que hablan del espacio y de todo aquello que nos rodea. Disfruta de las palabras, de los sentimientos, siéntente libre expresándote.

30 nov. 2010

Feliz Navidad

Bueno, ya estamos todos hablando que si ya esta aquí la Navidad, que si las luces de la calle, que si los regalitos, que si "Feliz Navidad" a todo quién se cruce por el camino (aunque te caiga como una patada en los huevos), etc.

Yo de normal siempre he odiado estas fechas (excepto cuando uno es pequeño por aquella cosa de los regalos y la ilusión), no por nada en particular, sé que hay gente que lo pasa mal por acordarse de personas que se han ido, otras personas lo pasan mal por las reuniones familiares que no les apetece o simplemente por que no les gusta.
Hasta este momento yo me consideraba de este último grupo.

Desde hace unos días he venido pensando en todo esto que se monta ahora por estas fechas, tantas cosas y tanto despilfarro en muchos sentidos. Seguramente influye bastante que no soy cristiano ni católico (que no es lo mismo aunque lo parezca) pero vivo en un país católico y en una ciudad muy católica lo cual hace que todo esto de la Navidad lo viva más de cerca de lo que uno quisiera.
Además de esta realidad, la Navidad es una cosa que tenemos que pasar todos los años, TODOS! sin excepción así que... ¿por qué pasar un mal rato durante unas cuantas semanas cuando puedo pasarlo bien?
Como venía diciendo, he estado analizando todo esto y he llegado a la conclusión de que realmente lo que aborrezco es todo este consumismo exacerbado que se monta a raíz de las Pascuas. El despilforre y el derroche sin medida hace que uno piense y recapacite en todo aquello que merece la pena y como no encaja en mis ideas y en mis creencias me hace enfadar bastante.

Así que llegado a esta conclusión, he decidido que este año va a ser el comienzo de una reconciliación con las Pascuas, intentando separar el consumismo indiscriminado de las Fiestas propiamente dichas.
Este año es mi momento, voy a aprender a disfrutar de las Pascuas y a evitar unirlo en mi mente al consumismo capitalista.
Yaaaa... sé que no soy católico ni cristiano pero vivo en España y a no ser que me marche de este país (cosa que no tengo ganas de volver a hacer de momento) debo apechugar con lo que nos toca. Y como ahora toca celebrar las Navidades, pues a celebrarlas, a disfrutar y a ser todo lo feliz que pueda ser.
Al fin y al cabo, ya casi le voy empezando a pillar gustillo a esto de las Navidades. Hay que reconocer que tiene una parte bonita en cuanto a moral, a sentimientos, a valores y a intenciones y deseos para otras personas.
Lo dicho... a ver cómo se me dan este año, espero que mucho mejor que el año pasado y peor que el siguiente.
De momento os dejo con un tema que me ha gustado mucho esta tarde. Se llama Believe y es de Gus Gus. Ya llevo unas cuantas veces oído el mismo tema...

Besos y Felices Pascuas a to2


29 nov. 2010

El porvenir

Hola.
La tarde-noche de ayer fue fantástica, irrepetible e inolvidable. Jamie volvió a estar a la altura de un auditorio inconformista. Desde el primer momento desplegó sus dotes humorísticas, sus gracias, sus dulces canciones, su manera tan especial de tocar cada uno de los instrumentos y casi sin darnos cuenta nos tenía entusiasmados, ensimismados, ilusionados esperando lo siguiente y lo que venía después de lo siguiente. Fue increíble!
El Auditorio del Kursaal gritó, cantó, saltó, golpeó el suelo, y desde luego que aplaudió, vitoreó y rió con este grandísimo Artista (con MAYÚSCULAS).
Era su último concierto de su gira "The Pursuit 2.010" y como él mismo dijo, después de haber estado en Norteamérica, Asia, Australia, Sudamérica, Europa... quería terminar en algún sitio muy especial para él, donde se sintiera realmente agusto con su público y sin dudarlo eligió San Sebastián.
Le hicimos volver a salir aún después de haberse ido para volver a tocar otra vez, y tampoco se hizo mucho de rogar, seguramente por que él lo pasaba tanto o más bien que nosotros ¿Qué esperaba? ¿Después de estar abajo con nosotros tocando, bailando y estando con sus fans le ibamos a dejar ir tan fácilmente?
En resumen: IN-CRE-ÍBLE!!!

Pasado este fin de semana ya empiezo a preparar el siguiente ¿qué nuevas me traerá? Quién sabe... pero seguro que buenas y grandes cosas aunque antes quedan días de duro trabajo que casi mejor ni pensar.
Hoy y hasta hace un momento, he estado pensando en todo en general. Uno a veces hace balance de cosas, por suerte o desgracia mi cabeza no para quieta. Da vueltas y más vueltas pensando en mil y alguna cosa más por ahí... mientras hablo con alguien puedo estar pensando en otra persona, o en cierto problema.
En fin, que hoy tocaba día de "relax"ya que no podía hacer gran cosa, hoy ha sido fiesta aquí (San Saturno como he oído por ahí), he ido a buscar alguna tienda abierta con escaso éxito pero satisfactorio y de camino he encontrado una charanga tocando y bailando por la calle seguida de un montón de personas. Por un momento me ha recordado a Julio... parece que fué antesdeayer... veo que el tiempo ha pasado muy velozmente, mucho! y que las cosas siguen parecidas.
La situación de este país, de nuestra economía (macro y micro), y sobretodo la situación de las personas, es increíble como esto no cambia ni tiene visos de cambiar. Me da miedo, lo admito. No por mi (que también), sino por las personas, hasta dónde llegaremos, hasta dónde aguantaremos.
La Energía es muy muy extraña, aquellos que percibimos y nos paramos a observar y sentir nos damos cuenta de cosas que no son normales ni nunca han ocurrido hasta estos momentos.
No trato de hacer una entrada pesimista, sino de preocupación hacia nuestro porvenir, por que como indica la propia palabra: "lo que esta por venir".
Cada día que pasa intento ayudar a las personas que puedo de alguna manera, y espero que esa energía que yo pongo en ellos la reciban y les sea tan valiosa como la suya propia.
¿Qué ocurrirá con todos nosotros dadas las circunstancias que llevamos padeciendo años? Parece increíble, y lo es... pero ya llevamos así años! cuán deprisa nos hace correr Cronos...
Ayudad al prójimo: es la única manera que tenemos de tirar adelante con aquello que pase y que el porvenir nos depare.

Un cálido abrazo a quién lo lea. Que el frío no te haga tener un corazón helado.
Hasta pronto

23 nov. 2010

Jamie Cullum en el Kursaal

¿Qué hacer un domingo por la tarde? Es la gran duda de muchos... pero que muchos domingos que pasamos tirados en el sofá, medio deprimidos esperando el terrible lunes!
"Oh my God!" Decimos muchos antes esos fatídicos momentos.
¿Y a qué viene todo esto? Pues es una manera estúpida de comenzar una entrada nueva, para qué os voy a engañar puesto que ni es domingo, sino martes, y tampoco estamos aterrorizados por la amenaza de un lunes puesto que acabamos de dejar uno atrás y nos quedan 5 días hasta ese dichoso momento.
Para mi y para alrededor de 2.000 personas más esta semana no estaremos dándole vueltas a qué hacer el domingo por la tarde puesto que ya tenemos plan: ¡Conciertazo de Jamie Cullum en el Kursaal de San Sebastián!


¿Y quién es Jamie Cullum? se preguntarán muchos ignorantes. Pues es un precoz cantante y pianista inglés de jazz y pop que lleva unos años causando furor allá donde va, y como no podía ser menos se le espera con ansia en el Kursaal, donde muchos cientos de personas no han podido acceder a una de las codiciadas entradas. Lo siento por ellos...
Debo agradecer las entradas a A.S. que desde Universal ha hecho posible este concierto, una vez más muchas gracias!

Aún atesoro el recuerdo de su actuación en la plaza de la Trinidad de Donostia aquel Jazzaldía del 2.009 cuando terminó su actuación bajando con el público (seguido de su banda) a cantar en la abarrotada plaza, entre público, autoridades y demás espectadores que se agolpaban por un conseguir un metro cuadrado en la plaza mientras nosotros disfrutabamos desde un sitio privilegiado.
Por supuesto fue alabado y respetado en todo momento, nunca dudé de un público tan entregado y respetuoso como puede ser el donostiarra. Ejemplo de respeto, educación y admiración por la buena música.
Seguramente este hecho quedó marcado en la mente de Jamie y ahora vuelve para dar un concierto por todo lo alto, y allí estaremos esperándole ansiosos.



Su último disco, "The Pursuit", lo lanzó hace justamente poco más de un año (noviembre 2.009) y nos dejó uno de los singles más famosos: "I´m all over it" del cual os dejo el video oficial y por ser buenos también su versión de "Don´t stop de music".
Disfrutadlas mientras yo espero la llegada del domingo.



4 nov. 2010

Pasión por Renoir

Hace unas semanas estuve en la presentación de la nueva exposición que recoje el Museo del Prado sobre Renoir.
Se trata de la primera exposición monográfica que se hace de este artista en España. Nunca antes hubo una exposición en España que reunió de forma tan minuciosa y tal volumen las geniales obras de Pierre-Auguste Renoir.
Para aquellos afortunados que ya han visto la exposición, espero que coincidan conmigo en la genialidad de la misma. Para mi es una muestra excelente de sus obras, magnificamente ordenadas en secciones y con la suficiente información para ver la evolución artística de sus pinturas Impresionistas del último cuarto del siglo XIX.

El profundo interés de Renoir en la figura humana, le llevó en numerosas ocasiones a abordar su expresión más individual, el retrato.
Se sintió atraído sobre todo por los motivos femeninos, interpretando con delicadeza a sus modelos cuyo aire encantador, no exento de sensualidad, es muy característico.

Las obras expuestas proceden de la colección del Sterling and Francine Clark Art Institute.

Os animo a visitar Pasión por Renoir entre el 19 de octubre de 2010 y el 6 de febrero de 2011.

1 nov. 2010

La casa secreta

Dos amigos me han insistido en que publique esta entrada, uno de ellos esta misma tarde me estuvo insistiendo para que lo hiciera en ese preciso momento y prometí que lo haría hoy aunque no sabía cuándo. Tras hablar con él por teléfono hace un momento, le prometí publicarla después de cenar.
Va dedicado a vosotros dos: Ser y JC. Un besote a cada uno, se os echa de menos (y a J. también!!!).

Esto ocurrió el pasado día 24 de octubre de 2.010 y hubiera sido lo ideal haber publicado esta entrada ayer día de Halloween pero por circunstancias que no vienen al caso no pude y preferí irme de fiesta (lo siento, uno es bastante devil).


Hace relativamente poco que vivo en este ático en pleno centro de la capital del Reyno, es un lugar bonito, acogedor, lleno de luz, armonía y calidez inflingida por mi desde que estoy aquí. Pero no siempre todo fue así, al principio era un lugar bastante frío cuando no tenía muebles aunque fue una bonita aventura el ponerlo todo tal y como esta ahora mismo, pero esto no viene al cuento de la historia.
Como decía vivo en el último piso, sí sí... allí donde termina la escalera y la barandilla de madera. Junto a mi puerta sólo hay otra que da al otro ático del edificio, algo más pequeño que este y para mi con menos encanto por lo poco que he podido ver. Entre otras cosas ambos pisos compartimos 2 patios interiores que usamos para tender la ropa, ambos cubiertos por un tejadillo que permite la entrada de luz y aire pero no de agua (bastante útil como os podréis imaginar). Bien, desde estos patios se ven las ventanas de las otras viviendas, y si uno se fija, en lo alto de mi casa aparecen unas misteriosas ventanas que apenas dejan entrever nada. La mugre, un cristal roto y unos extraños cartones intentan ocultar lo que encierran.
Yo que soy muy esquemático y muy "planero" enseguida me empecé a dibujar la estructura y el plano del edificio. Es un edificio antiguo y no es el típico cuadriculado de los nuevos edificios modernos, quizá sea de primeros del siglo XX o tal vez de finales del XIX, no importa. Y pensé que esas misteriosas ventanas correspondían a alguna segunda planta del ático vecino pero a medida que pasó el tiempo nunca nunca! las vi encendidas ni moverse ni ver a nadie a través de ellas. Cosa extraña cuando los inquilinos que vivían (ahora ya se han marchado) al lado mio nunca me dijeron nada de la existencia de un segundo piso, y desde el principio tuve muy buen rollo con ellos.
La verdad que la visión de estas ventanas produce inquietud, incluso algo de miedo si te dejas llevar por la imaginación de qué habrá tras esos cristales tan sucios y llenos de telarañas.

Mi bicicleta la dejo en el rellano de la escalera, atada a la barandilla de madera, que total como ahora no tenemos vecinos no molesta a nadie puesto que no sube nadie hasta aquí salvo que venga a casa. Y un día vi una trampilla encima de donde coloco la bici, supuse que es la típica trampilla que sube al tejado... ¿alguna forma tiene que haber de acceder al tejado no?
Bien, en mi afán aventurero y siempre metiendo las narices donde no me llaman,el mencionado día 24 a las 16 horas decidí abrir la trampilla. Cogí una silla y desde encima de ésta llegué a la trampilla, uno no es tan bajo como os pensáis. Tiré con fuerza de una especie de arandela redonda que hay y sin problemas la puertecilla de abrió hacia abajo.

Cuál fue mi sorpresa cuando vi que había luz y no veía el cielo como desde las ventanas de mi techo, sino una habitación... de repente una escalera apareció ante mis ojos y tuve que bajarme apresuradamente de la silla y quitarla para poder hacer que la escalera bajara hasta donde yo estaba. Era una de estas escaleras plegables que siempre aparecen en las películas americanas y que dan acceso al desván de las casas yankies.
La escalera poco a poco descendió hasta el suelo. Y sin pensarlo puse el pie en el primer escalón, era de metal pero bastante inestable y estrecho, suerte que soy delgado.
Luego el otro pie me siguió, y otro y otro.... poco a poco subí la escalera y asomé la cabeza a través de la trampilla; apenas tenía lugar de sujección, la escalera no tiene pasamanos y si me caía, iría hasta el cuarto de cabeza sin pasar por las escaleras. Mejor no mirar abajo - pensé.
Ya tenía medio cuerpo en la habitación secreta, giré la cabeza y la imagen que vi fue algo muy extraño!!!! Nunca hubiera imaginado lo que encontré!!!!

Allí arriba había una casa desmontada, sin paredes, sin muebles ni nada de nada, tan sólo las paredes más exteriores pero no todo se podía ver desde la trampilla. Pude ver algunas de las ventanas que veía desde mi casa, había un extraño olor allá arriba y un escalofrío recorrió mi cuerpo, una extraña presencia y energía se cernía sobre aquel lugar. Sé que había una energía allí (seguramente telúrica), lo sentía por mi cuerpo y no me hacía falta usar el péndulo para saberlo.
Debía subir completamente para poder entrar y cuando iba a poner el primer pie en el piso superior... zas! un tremendo flash cruzó por mi cabeza! me di cuenta que si salía de la escalera plegable, ésta subiría al quitarle mi peso y quedaría atrapado en la parte superior!!! HORROR!!!!
¿Qué hacer? El ansia de saber lo que había allá arriba luchaba contra mi instinto de superviviencia!!! Al final pudo mi instinto de superviviencia y antes de descender por la escalerilla, eché otro vistazo.
No fue muy alagüeño lo que vi y decidí seguir la exploración en una segunda ocasión acompañado por alguien que sujetara la escalera desde la parte inferior. Descendí poco a poco, sin mirar abajo por temor a la altura y cuando puse el último pie sobre el piso, la escalera subió casi completamente hasta más de la mitad de su recorrido... eso hubiera ocurrido si hubiera subido allá arriba. Un escalofrío recorrió mi cuerpo de pies a cabeza y los pelos y la piel se me erizaron. Volveré - me dije.

Esta es la aventura del descubrimiento de la casa secreta. Habrá una segunda aventura y espero poder completar mi misión pero mientras tanto os dejo esta primera parte para ir abriendo boca.

Saludos y besos para todos!

Pensamientos

Primera... segunda... tercera... me pongo en marcha con mi Focus. Toca volver.
Tras un viaje frustrado, decido volver anticipadamente para hacer cosas en casa, para estar agusto y prepararme para la vuelta al trabajo de mañana. Esta semana será difícil.

A medida que cojo velocidad, voy haciendo un recuento de todo. Mi cabeza comienza a darle vueltas a todo: preocupación por mi pareja, mis amigos, estos días relajado, películas, un amigo que me tiene un poco preocupado, otros que me vienen a la cabeza sin ninguna razón aparente., personas importantes que se marcharon.. más velocidad... la música suena, canto de manera inconsciente, y a la vez pienso en la semana que viene, en lo que tengo que hacer en casa, vuelven a mi cabeza imágenes de estos días, conversaciones... más velocidad, más volumen a la música... vuelven los amigos a la cabeza, risas aparecen por detrás, y a lo lejos aparecen las montañas. Nubes. Cuatro grandes águilas surcan los cielos por encima de mi coche mientras dejo de lado el desiérto. Acelero al ritmo de la música. Adelantamientos, coches, camiones.
El coche se tambalea por el fuerte aire que hay hoy. Sonrisas de amigos, risas de otros, comida (tengo hambre), nubes oscuras se cruzan por el cielo.
A mayor velocidad, mayor es el número de pensamientos que procesa mi cabeza. Continúo cantando. 140... 150... sigo.

Me gusta la sensación, me relaja todos estos pensamientos y a la vez que me turban, pero el hecho de conducir me sume en un relax hipnótico.
Las montañas ya están ahí al lado, muy cerca y las pequeñas curvas se suceden. Las nubes oscuras reinan en las cumbres y me doy cuenta que ya vuelvo a estar entre montañas, en la ciudad.
Decido cambiar la música, quinta... cuarta... disminuyo la velocidad y me sereno para entrar en la ciudad. Pongo algo más relajado, más tranquilo para hacer mi conducción más tranquila y segura y mis pensamientos se tranquilizan, me concentro en lo que estoy y disfruto de la música, del placer de ir por las calles de la ciudad y andarme con mil ojos por los otros coches, peatones, semáforos, etc. Me encanta.

Llego al garaje, cojo mi maleta y subo a mi casa. La calle vuelve a estar rebosante de gente, a veces me gustaría llegar a casa y que no hubiera nadie en la calle, pero es uno de los inconvenientes de vivir en pleno centro de la ciudad. Turistas, peregrinos, transeúntes, cañas, pinchos, castañas asadas, fotos, bufandas, abrigos y yo con mi sombrero y mis gafas.
Subo a mi ático, todo esta en su lugar, y en seguida el calor del hogar me atrapa y me da la bienvenida como si nunca me hubiera ido.

"Bienvenido a casa"